¿Ingenuidad o fe en la humanidad?

No hay comentarios: